Colaboraciones
Coming soon...
Directorios y Recursos
Afiliados Elite
Crear foroCrear foroAcademia LegacyDetermination (Undertale)East of EdenPeriplo a GaelSchool Deluxe NEWInstituto Locceri
Últimos temas
» Sailor Moon Crystal - Afiliación elite -
Dom Mar 05, 2017 9:16 pm por Invitado

» Instituto Takemori rol [Confirmación de afiliación-Normal]
Mar Feb 21, 2017 7:09 pm por Invitado

» Project Fear.less [Afiliación Élite]
Lun Feb 20, 2017 8:29 pm por Invitado

» Blue Signature | Confirmación Élite |
Sáb Feb 18, 2017 11:23 pm por Invitado

» Project Fear.less [Afiliación Élite]
Jue Feb 16, 2017 5:22 am por Invitado

» Project Fear.less [Afiliación Élite]
Jue Feb 16, 2017 5:21 am por Invitado

» Naruto Rises {Confirmación Afiliación élite}
Miér Feb 15, 2017 1:40 am por Invitado

» Soul Eater Rol [Afiliación Elite]
Lun Feb 13, 2017 7:42 pm por Invitado

» Zeldarol (Confirmación)
Jue Feb 09, 2017 2:43 am por Invitado


Desubicado || Libre.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Desubicado || Libre.

Mensaje por Shibazaki Kenjirou el Jue Ene 05, 2017 1:03 am

La casa Buruberu era más que un lujo para los profesores y aquellos que vivían allí, pues era más un hogar propio para cada uno que una casa compartida. Cada persona tenía su habitación acomodada al gusto de uno mientras no modificasen la sala en sí y Shibazaki estaba encantado con eso. Si bien era mucho más pequeña que aquella escuela que había al lado, para el treintañero resultaba una mansión por la comodidad que tenía.

Siendo un recién llegado y además un ciudadano que no ganaba una fortuna no podia permitirse decorarla a gusto. Su habitación, por el momento, tenía paredes tapizadas de color azul y flores blancas gracias a la anterior maestra. Era bonito, pero… nada masculino. La cama tenía sólo un par de cobijas grises y, en la esquina, un escritorio estaba cruzado y con una silla delante. Allí trabajaba, y al lado dormía… prácticamente las dos funciones del perezoso profesor.— ¿Eh? —Soltó en su completa soledad, levantándose de la silla de madera.— Me falta… ah, rayos. —Chasqueó la lengua y se levantó, tirando atrás el asiento. Tendría que visitar por primera vez desde su arribo aquella tienda en la que se decía se podía pagar sin dinero… ¿habría lapiceras rojas allí? Increíblemente más de la mitad de los alumnos había reprobado el último examen y, de forma completamente inesperada para Shibazaki, la tinta se terminó de una forma sumamente rápida. Estaba decepcionado de sus alumnos.

Abrió la puerta de su lugar, salió de la casa con billetes en el bolsillo y se vio en la complicación de descubrir dónde estaba aquél mercado… complicación que se vio esclarecida al ver la enorme cantidad de carteles. Cada al menos cien metros había una flechita señalando el lugar. De acuerdo. No se perdería.

Luego de tan solo unos minutos se vio allí parado. Era más grande de lo que se había llegado imaginar… aunque últimamente todo era más grande de lo que llegaba a imaginar.— De acuerdo, ahh… lapicera roja. —No podía evitar sentirse fuera de lugar al ir allí con la única intención de comprar un bolígrafo; se sentía pequeño. Abrió la puerta y lo recibió una campanita tintineante. No pudo mantener su boca cerrada, asombrado.— Jamás encontraré… algo en todo este lugar. —Pensó desorientado y, luego de dar unos cuantos pasos y encontrarse en medio de un pasillo, tomó del brazo a una de las personas que pasaba por allí. — Disculpa, ¿lapiceras rojas? —Preguntó con algo de cohibición, asintiendo con la cabeza a modo de disculpa.—
avatar
Shibazaki Kenjirou

Posts : 11
Location : Sala de profesores.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.